El nombre adecuado es Aclaramiento dental. Por medio de un agente aclarador se eliminan los pigmentos del esmalte de los dientes, haciendo que queden más blancos.

Existen dos tipos de aclaramiento: uno que se hace en la consulta (el profesional lo aplica) y el otro tipo se hace en casa (el profesional hace unas fundas y le enseña al paciente cómo aplicar el producto en casa).

Dependiendo del caso se hace uno o el otro. Es importante mantener el color logrado por medio de la educación en el control de hábitos que generan pigmentaciones.